El láser Excímer es una cirugía ambulatoria que permite que el paciente, pueda irse a su casa sin necesidad de estar hospitalizado.

Éste es un tipo de láser con diferentes longitudes de onda que genera una luz ultravioleta, invisible y fría que crea suficiente energía como para separar las moléculas de los tejidos. De esta forma, al aplicarlo sobre la córnea, el oftalmólogo puede moldearla y modificar su graduación sin afectar a los tejidos de los ojos que la rodean.

A través de los diferentes procedimientos que emplean en la operación con láser Excímer, se consigue pulir con suavidad el tejido corneal, tallándolo hasta convertir la córnea en una especie de lentilla.

De esta forma, se recupera la visión corrigiendo los defectos de la refracción de una forma rápida, precisa, fiable y segura.

Cirugía


Antes de la intervención, el oftalmólogo repetirá las pruebas para evitar cualquier cambio de la graduación de los problemas de la refracción (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) que pueda haberse producido desde las pruebas que se hicieron en la primera consulta y confirmar la viabilidad del tratamiento.

El procedimiento comienza con la aplicación de un colirio anestésico (gotas) y con la inmovilización de los párpados para evitar el parpadeo.