El glaucoma es una enfermedad en el ojo que quita la visión de manera gradual y que no presenta síntomas casi hasta la pérdida de la visibilidad.

En la mayoría de los tipos de glaucoma, el sistema de drenaje se tapa y el fluido intraocular no puede drenarse y al acumularse agua causa un aumento de presión en el interior del ojo.

Esta presión hace que el nervio óptico se dañe y se pierda poco a poco la visión.









¿Cómo saber si tengo glaucoma?





  • Atención en un ojo: este problema suele presentarse en ambos ojos, pero se manifiesta primero en uno, pues primero se pierde la vista periférica.
  • Visión borrosa
  • Dolor de ojos y de cabeza
  • Náuseas y vómito
  • Halos de colores alrededor de las luces brillantes
  • Pérdida momentánea de la visión
Este padecimiento afecta a todas las personas sin importar la edad aunque los más vulnerables son las personas mayores de 60 años, las personas de ascendencia africana, los diabéticos y los que utilizan esteroides de manera prolongada.





Prevenciones

Como muchas enfermedades, la detección oportuna es lo más importante, por ello es importante visitar a un especialista con regularidad y en cuanto se presenten molestias.